5 COSAS QUE HACER UN DOMINGO

3/24/2019


Los domingos están hechos para descansar, reconectar con nosotras mismas y coger energía para comenzar la semana con buen pie. Yo siento amor-odio por los domingos. Por un lado me encantan porque siento que todo es más calmado y pausado que el resto de semana. Nos podemos permitir parar y sentir, sin juzgarnos a nosotras mismas ni sentirnos mal por no estar haciendo cosas constantemente. Pero a la vez,  siento un aire melancólico, con un cierto deje de tristeza porque termina la semana y empieza otra nueva. Soy de las que piensa que todo es cuestión de actitud, así que en este post te quiero contar algunas ideas para mimarnos los domingos y que el comienzo de semana no se nos haga tan duro.


Los domingos me gusta estar tranquila en casa y ponerme ropa cómoda para sentirme lo más libre posible. Desde Hunkemöller me enviaron un pijama super bonito y cómodo con el que podría salir perfectamente a la calle de lo precioso que es. Con él me siento muy yo y además es comodísimo. Si hay un día que nos sirve como excusa para llevar todo el día el pijama puesto, es el domingo.  Además, si os gusta la marca, también tenéis otros productos que os pueden hacer sentir muy vosotras. A mí en concreto me encantan los sujetadores que tienen. Me parecen bonitos, cómodos y tienen muchísima variedad para todo tipo de mujer.  E incluso si sois más de sujetadores push up también tienen, para las que os guste. 

Ahora bien. Los domingos suelo estar en pijama o en  ropa deportiva. Pero que yo lo haga no significa que todas lo tengamos que hacer. A lo mejor tu te sientes más libre llevando un vestido o incluso arreglándotePor ejemplo, yo utilizo ropa íntima con la que me siento muy cómoda, pero a lo mejor te apetece ponerte algo más especial. En Hunkemöller tienes un montón de ropa íntima para elegir, desde lencería sexy hasta algún conjunto de lencería. Quizás tu te sientes más tu y más guapa llevándola. Al fin y al cabo, todas somos diferentes. El caso es que vas a hacer que el domingo sea el día que te dediques a ti misma, así que escúchate y haz lo que te apetezca mientras sientas que estás haciendo algo por cuidarte. A lo mejor una semana no te apetece arreglarte y prefieres estar cómoda, y otra semana quieres maquillarte y estar mona, aunque sea para estar por casa. Todo depende del mood que tengas ese día.





Desde que descubrí la meditación, he mejorado mucho mi calidad de vida. Con ella me siento más centrada y focalizada, y la utilizo como forma de conectar conmigo misma. Si nunca has meditado no te preocupes, es fácil. Simplemente siéntate en una posición cómoda con la intención de meditar. Yo lo suelo hacer durante 5-10 minutos, pero tu tómate el tiempo que necesites. Cierra los ojos e intenta apaciguar tu mente y no pensar en mil cosas. Hay que intentar dejar la mente en blanco, lo cual es muy difícil.  Te hago un spoiler: es casi imposible dejarla en blanco. No te frustres por ello y sigue intentándolo. A través de la meditación podemos conocernos más a nosotras mismas y dejarnos fluir... Si aún así se te hace muy difícil enfrentarte al silencio de la meditación, puedes buscar algunas meditaciones guiadas en Youtube que te ayudarán a empezar.  Aleja las preocupaciones que te ronden por la cabeza, todas las cosas que tengas que hacer durante la semana y céntrate en estar aquí y ahora.  





Tanto si eres una experta cocinera como si no, ponerse en los fogones es una muy buena forma para alejarse del bullicio mental y centrarse en hacer algo en concreto. Viene genial para alejar las preocupaciones y darnos mimos, cuidando nuestra alimentación.  Busca una receta sencilla y rica, ponte música ¡y a cocinar!  Yo suelo buscarlas en Pinterest o en Youtube, así que no hay excusas. Te puedes preparar algo saludable, delicioso y cuidarte. Pero si también necesitas darte un capricho, está genial. El caso es que nos escuchemos y nos respetemos. Y que si necesitas comer algo "más gordo" te lo permitas. Al final, la salud mental también es super importante y necesitamos darnos estas muestras de cariño. Fluye, y si te cuidas que sea porque tu quieres, porque quieres mejorar la relación con tu cuerpo, cuidarte y quererte más. No porque te lo imponga la sociedad y necesites tener una talla 36. El amor propio no funciona así. Así que desmelenate y date el lujo de regalarte tiempo para prepararte algo rico, sin las prisas del día a día. Come despacio, saborea los alimentos  y obserba el efecto que tienen en tu cuerpo.






La realidad del día a día es que muchas veces no tenemos tiempo para dedicárselo a las cosas que nos gustan. El domingo es el día perfecto para dedicárselo a aquello que nos apasiona y nos motiva. También podemos sacar tiempo para descansar, algo fundamental que todos deberíamos tener en nuestra agenda si queremos estar con energía el resto de semana. Si te gusta leer puedes reservar un hueco durante el día para centrarte completamente en la lectura, sin coger el móvil y sin distracciones. O puedes escribir, pintar, hacer fotografías... Muchas veces dejamos nuestras pasiones de lado por las obligaciones y es muy importante que recuperemos esos pequeños hábitos que nos hagan querer seguir conectadas con nosotras mismas. Quizás lo que te gusta hacer en tu tiempo libre es escuchar música o ver alguna película o serie. Si es así ¡hazlo! Al final esas pequeñas cosas son las que nos van a dar el chute de energía y lo que nos va a mantener motivadas durante toda la semana.  Y si aún no sabes que te gusta prueba y experimenta cosas nuevas para descubrirlo.



Tenemos tantas cosas en la cabeza que a veces se nos olvida cuidarnos y alimentarnos correctamente. Lo mismo pasa con nuestra piel. Si eres de las que siempre va con prisas - yo soy una de esas-, te recomiendo que el domingo aproveches para mimar tu cuerpo y tu piel. Te puedes dar un baño o una ducha relajante y utilizar alguna crema natural que nutra tu piel; encender velas, incienso o utilizar un difusor de aceites esenciales para despertar a tus sentidos. Así te relajarás y te tratarás como si estuvieras en un buen spa. También puedes prepararte alguna mascarilla para el pelo o la piel y culminar el día lo más relajada posible. 

Esto es algo que quiero fijar siempre en mi planificación, porque como os he dicho, siempre voy con prisas y creo que es muy necesario cuidarnos tanto por dentro (a través de la alimentación, los pensamientos, et...), como por fuera. Pensad que al fin y al cabo la piel muestra cómo nos sentimos interiormente y que muchas veces podemos detectar dolencias o malestar por los signos de nuestra piel.  Así que es un buen momento para dejarte perfecta y cuidarte.




Estas son algunas de las cosas que podemos a hacer los domingos. Recordad que es un momento a la semana que os estáis dedicando a vosotras mismas y es muy importante que os reconozcáis en lo que hagáis. Si no te gusta ver películas, darte baños o meditar, no lo hagas. Pero busca aquello que te conecte con tu esencia, con aquello que te haga ser mejor persona y que te recargue las pilas de energía para empezar el lunes con ilusión e inspiración. 

Me encantaría que me contaseis en comentarios que es aquello que os encanta hacer los domingos para mimaros y también que os parece mi pijama de Hunkemöller. La verdad es que yo estoy enamorada del estampado y de lo a gustito que estoy con él.  Recordad que podéis visitar su web para ver todas las cosas que tienen, desde sujetadores hasta conjuntos de lencería.


¡Os leo en comentarios y en Instagram!


Besos,

You Might Also Like

0 comentarios

Subscribe