COSMÉTICA CRUELTY FREE | 3INA

11/28/2018

Mascarilla facial de 3INA

En los últimos meses he cambiado mi estilo de vida, uno que siempre soñaba con tener pero nunca me atrevía a hacer realidad, puede que por pereza, por el qué dirán o simplemente porque no sabía como llevar a cabo esa transformación. Hoy puedo decir que he conseguido hablar conmigo misma y decidir que tipo de persona quiero ser, poniendo coherencia entre mis pensamientos y mis acciones. Ya no me alimento de igual manera, intento controlar mis pensamiento, y mi consumo es totalmente diferente. Quiero estar presente y ser consciente de que mis decisiones tienen ciertas consecuencias.  

Me gustaría poner mi granito de arena para intentar mejorar la sociedad y crear un mundo mejor, más respetuoso con el ser humano, el medio ambiente y los animales. Y creo que uno de los primeros pasos que hay que llevar a cabo para conseguir todo eso es decidir a quién queremos dar nuestro dinero. Porque podemos utilizar el voto para escoger el partido político que queremos que "nos represente", pero vivimos en un mundo donde el dinero es el mayor líder de todos y decidiendo donde va a parar es la mejor forma de hacer saber a las empresas que tipo de sociedad queremos construir.

La cosmética que compro y consumo es uno de esos cambios de los que os hablo. Por eso, creo que puede ser interesante hablaros de la cosmética cruelty free. Tanto si ya la conoces como si no, este post te puede resultar útil para tener más claro cómo puedes contribuir a crear una mejor sociedad a través de tu consumo ¿empezamos?



No se si lo sabes pero muchos de los productos cosméticos que utilizamos a diario  (champú, jabones, maquillaje...) contienen ingredientes de origen animal y muchos de ellos, antes de salir al mercado y ser colocados en las estanterías de las tiendas, han sido probados y testados en animales. La cosmética cruelty free está en contra de la explotación y utilización de animales para tal fin, por lo que comprándola, también ayudas a que se dejen de emplear este tipo de prácticas que provocan la muerte, mutilación y toxicidad de miles de animales.

Desde 2013 la experimentación con animales en la Unión Europea está prohibida (en realidad todas estas prohibiciones fueron progresivas desde 2004) y en otros países como Islandia, Israel o Noruega, también. Pero aunque esté prohibida dentro de la UE y otros países, se siguen importando muchos de los productos testados en animales desde países como China. Y hay marcas muy conocidas que pagan a estos países para que hagan pruebas utilizando animales. En este enlace de aquí aquí puedes comprobar qué marcas siguen realizando este tipo de prácticas.


"¿Realmente es necesario someter y explotar a los animales para crear este tipo de productos?"

Si has llegado a este punto, te preguntaras como puedes diferenciar una marca cruelty free de una que no lo es.
 ¡Sigue leyendo, existen algunos trucos que te ayudarán!


Las empresas no tienen la obligación de indicar en sus envases que un producto ha sido testado en animales. Por eso, al principio puede resultar difícil saber que producto es o no cruelty free. La forma más fácil de saberlo es por el logotipo que llevan algunos envases ¿alguna vez os habéis fijado? Dentro de los logotipos cruelty free hay varios tipos, pero básicamente si ves un logo con un conejo, significa que lo es. 






Otra forma para saber si estamos ante un producto cruelty free es buscando en el listado PETA (aquí), donde podrás comprobar que marcas no experimentan en animales. Como podéis ver, es un listado bastante amplio, así que ya no hay excusa para seguir financiando a marcas que llevan a cabo prácticas poco éticas. 

Por último, si queréis algo más práctico, existen diferentes apps para móviles que hacen más fácil esta tarea de búsqueda. Algunas aplicaciones son Bunny Free o Cruelty-cutter, ambas gratuitas y disponibles tanto para Iphone como para Android. Mi favorita es Cruelty-cutter ya que es bastante completa y puedes escanear el código de barras o buscar la empresa en su listado, además de poder filtrar tanto por empresas que testan en animales como por empresas que no.


Mascara de pestañas de 3INA

Una de las dudas que tenía cuando empecé a investigar sobre este tipo de productos, era si todos ellos eran veganos, es decir, si no llevan productos de origen animal. Si están libres de crueldad animal tampoco deberían llevar ingredientes de origen animal ¿no? Esa era mi lógica, pero no es así. Que un producto sea cruelty free no significa que sea vegano y un producto vegano no siempre es cruelty free. Así que de nuevo nos encontramos con la misma pregunta: ¿cómo lo podemos saber? Bien, el mismo listado PETA que os he mencionado antes lo indica: las marcas que son veganas llevan una "V" verde al lado. Pero también tenemos un listado PETA (aquí) de marcas exclusivamente veganas y cruelty free, lo que nos ahorra mucho tiempo y dudas a la hora de buscar todos estos productos. 


"Comprando estas marcas ayudas a hacer visible esta realidad y a evitar que se siga explotando y maltratando a los animales en el sector de la cosmética."

¿Te sumas al movimiento cruelty free?

xx,
Azucena





You Might Also Like

0 comentarios

Subscribe